Archivo de la etiqueta: sano

Arvejas compuestas con thermomix

FullSizeRenderDespués de muchos meses sin publicar, volvemos a la carga, más que nada para guardarme la receta para mí misma.

Ls arvejas no son más que guisantes, y así los llamamos en Canarias (bueno, más bien nuestras abuelas). Y las arvejas compuestas son una receta tradicional canaria que normalmente lleva algo de “compango” (costillas, bacon), pero que yo he preferido omitir. Es de elaboración muy fácil y tiene un sabor riquísimo. Yo he utilizado arvejas frescas que he desgranado, 1 kg en bruto, lo que viene a ser unos 300 gramos de guisantes, que bien podrían ser congelados, pero no es lo mismo, no.

INGREDIENTES:

  • 300g de guisantes frescos
  • 300g de tomates
  • 2 cebollas pequeñas o 1 grande
  • ajo
  • medio vaso de vino blanco
  • Medio vaso de agua
  • sal, pimentón, tomillo y laurel al gusto (también podemos añadir azafrán)
  • 50g de aceite de oliva

ELABORACIÓN

  1. Ponemos la cebolla, el ajo y el aceite 8 minutos a velocidad 4, 100 grados.
  2. Ponemos el tomate cortado en cuartos con cáscara y todo, 10 minutos a velocidad 4, 100 grados.
  3. Añadimos el resto de ingredientes, guisantes, sal, vino y agua, y las especias y programamos 30 minutos a velocidad uno y medio (yo tengo la thermomix 21), temperatura 100. Si son guisantes congelados tal vez con 20 minutos sea suficiente.

ACOMPAÑAMIENTO

Para acompañar podemos usar papas sancochadas (o panaderas, doradas en cuadritos, lo que queramos) y un huevo duro en cuadritos o en rodajas por comensal.

En fin, no puede tener mejor pinta. ¡A comer!

Batido cremoso de chocolate con ingrediente secreto

UntitledUntitledAcabo de hacer un gran descubrimiento. Sigo desde hace semanas un blog en inglés que se llama Against all Grain y leí una receta con muchos ingredientes de un batido que incluye chocolate y, wait for it, aguacate. La verdad que me sonó raro, pero como decía que no se notaba el sabor del aguacate, allá que fui.

La receta original también lleva, entre otras cosas, plátano y semillas de lino, pero yo fui por la vía rápida y usé solo dos cosas: un vaso de leche de soja chocolateada y medio aguacate pequeño (además de dos cubitos de hielo). La leche de soja se puede sustituir por leche de vaca, de arroz, avena, almendra, etc., y si no es chocoloateada le podemos añadir dos cucharadas de cacao puro (uso de la marca valor que consigo en Mercadona).

Para mezclarlo usé la Nutribullet, que deja una textura muy buena a los batidos, mejor que la Thermomix porque el tamaño del vaso es más pequeño y los ingredientes consiguen mezclarse mejor, pero podemos utilizar lo que tengamos en casa. Lo sorprendente es la textura que aporta el aguacate y que no se nota nada su sabor, queda como un batido muy cremoso, casi con la textura de un helado. Es ideal para la merienda de los peques, y mucho más sano que un batido o helado industrial. Créeme que no se nota nada el sabor del aguacate.

Perca al horno con salsa de tomate y papas arrugás

Esta receta se puede hacer con o sin Thermomix y es muy rápida y rica. Perca al horno con salsa de tomate y papas arrugás

EL SOFRITO:

  • 5 tomates
  • medio pimiento rojo o verde
  • una cebolla
  • una cucharada de aceite
  • tomillo
  • orégano
  • una cucharada de pimentón dulce
  • una pizca de sal

Hacemos un sofrito al modo tradicional o usamos la Thermomix, yo pongo el aceite y la cebolla 8 minutos a 100º, velocidad 4, y luego añado el resto de ingredientes a la misma velocidad y temperatura, durante 20 minutos.

LA PERCA

  • 500g de perca
  • un vaso de vino blanco

Incorporamos el vino blanco al sofrito y mezclamos, ponemos la perca en una bandeja de horno, salpimentamos al gusto y cubrimos con el sofrito. Ponemos en el horno 20 minutos a 200.

LAS PAPAS

  • 500g de papas pequeñas y redondas
  • un par de cucharadas de sal gruesa
  • agua

Lavamos bien las papas para que no quede resto de tierra alguno. Ponemos las papas con la sal en un caldero (olla) alto y cubrimos de agua sin pasarnos de la altura de las papas. Cuando hierven las dejamos una media hora o 40 minutos a fuego medio. Cuando veamos que estén hechas pinchando con un tenedor, les escurrimos toda el agua e incluso las secamos, y volvemos a ponerlas a fuego medio-bajo durante unos 5 minutos para facilitar que se arruguen. Como no tenemos agua esta vez, tenemos que ir sacudiéndolas para que no se peguen.

Como teníamos la salsa que salió del sofrito, no usamos mojo, pero pinchando en el enlace tienes un montón de recetas.

Crema de calabaza al horno

Inspirada por una receta que hice el otro día y que saqué del blog Velocidad Cuchara, decidí tunearla a mi manera y hacer una versión renovada de la crema de calabaza que siempre hago. La otra receta es Crema de calabaza asada con naranja y tiene unos toques orientales que la hacen exquisita, más el gusto que da la naranja.

INGREDIENTES

  • 1kg de calabaza en trozos, con corteza y todo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • media cebolla troceada
  • sal al gusto
  • un vaso de agua

ELABORACIÓN

Ponemos la calabaza en una fuente de horno y metemos en el horno precalentado a 200 grados durante 30 minutos, o bien la ponemos 35 minutos sin precalentar. La ponemos con tiempo suficiente para que se enfríe y poder retirar la corteza (cáscara). Cuando se enfría retiramos la corteza con una cuchara y nos ahorramos así los posibles cortes, que la calabaza es traicionera.

Por otro lado pochamos la cebolla con el aceite 5 minutos a 100 grados, velocidad 3. Al acabar añadimos la calabaza y el jugo que ha derramado en la fuente, más el vaso de agua y la sal. Programamos 10 minutos a 100 grados, velocidad 3, y al acabar trituramos 20 segundos a velocidad 9, y ya está lista.

A diferencia del método de cocción normal solo en thermomix, con el horno la textura queda más cremosa y se potencia el sabor de la calabaza.

Gazpacho

20130720-133751.jpgEsta es mi primera experiencia con este plato, en mi casa nunca se ha “llevado”, pero bueno, teníamos pepino en la nevera, invitados, y algo había que hacer. La receta la he sacado tal cual del recetario Thermomix, pero he preparado solo la mitad por miedo a que no nos guste y porque sólo somos 3 adultos.

Al final le he añadido medio vasito de agua fría, pues me pareció que la textura estaba muy espesa, no lo hemos colado y las pepitas del tomate no se notan.

¡Buen provecho!