Archivo de la etiqueta: navidad

Pavo relleno

Mi hijo se empeñó en que hiciera un pavo para Nochevieja y yo, que ganas tenía pocas, pues accedí a su deseo y me puse manos a la obra.

He leído en algunos blogs que el pavo es mejor si está deshuesado, pero por miedo a que me quedara un churro preferí que estuviera enterito. Si hay una segunda vez, creo que intentaré que sea así, para poder cortarlo en rodajas.

El pavo lo recibí el día antes de su preparación y según vi en varios blogs, empecé a inyectarlo con una mezcla de mantequilla y coñac, tres veces ayer y dos veces el segundo día. La verdad que el pavo quedó borrachito, borrachito.

INGREDIENTES

  • coñac
  • vino blanco
  • pimienta negra molida
  • sal al gusto
  • manteca de cerdo
  • perejil fresco
  • trufa (dos unidades de Mercadona que vienen en un bote de cristal)
  • 750g de carne picada, mezcla de cerdo y ternera
  • 100 gramos de piñones
  • 100 gramos de uvas pasas
  • media bandeja de champiñones laminados
  • 200g de cebolla troceada
  • unas ramitas de apio
  • aceite de oliva
  • un vaso de zumo de naranja natural
  • una naranja
  • 300g de chalotas

ELABORACIÓN

Como ya dije arriba, el pavo es conveniente emborracharlo e hidratarlo con mantequilla y coñac, sobre todo en la pechuga y los muslos. La carne de pavo es muy seca y necesita una ayudita. Y gracias a la ayudita quedó bien jugoso.

EL RELLENO:

El relleno o farsa se puede hacer al gusto, pero es interesante que contenga algo que le dé un poco de dulzor. Ponemos las pasas y los champiñones en remojo con coñac para hidratarlos y que cojan un poco de sabor, y mientras doramos la cebolla con un poco de aceite de oliva. Por otro lado ponemos la carne en un bol y la salpimentamos, añadimos los piñones, la trufa rallada, perejil, un chorrito de zumo de naranja, los champiñones troceados y el apio troceado. Añadimos la cebolla cuando esté dorada y mezclamos con algún utensilio para no quemarnos. Cuando ya la masa está a una buena temperatura mezclamos con las manos hasta conseguir mezclar bien todos los ingredientes.

RELLENAR EL PAVO:

Primero vamos a rellenar el pavo por la parte superior, por donde estaba la cabeza, y lo cerramos usando la piel y unos palillos para sujetarla. Luego rellenamos por la parte inferior (ya sabemos cuál) y para cerrar ponemos una naranja entera, que sujetamos con palillos a la piel del pavo.

TERMINAMOS DE PREPARARLO:

Ahora toca cubrir el pavo con la manteca de cerdo, hay quien usa bacon y al terminar de hornear ese bacon se desecha. Ablandamos la manteca un minutito en el microondas y le añadimos perejil picado. Y cubrimos todo el pavo con la manteca, como si le estuviéramos dando un masaje. Salpimentamos el pavo (yo lo hice realmente antes de enmantecarlo) y lo cubrimos con el zumo de naranja que nos queda, el vino blanco, un chorro de aceite de oliva y un vaso de agua.

HORNEAMOS EL PAVO:

Según las recetas que he leído, el pavo necesita de 45 a 50 minutos por kilo de peso, en mi caso son 6.800kg, así que son unas 5 horas más o menos. Lo ponemos con calor arriba y abajo a unos 180 grados. Mi horno no es gran cosa, así que a ratos le he puesto el turbo, pero con mesura para que no se me queme o se me seque.

Cubrimos el pavo con papel albal hasta que falte una hora o así del horneado, así no se nos secará y se nos quedará bizcochadito.

Cada hora vamos a abrir el horno y a destaparlo para regarlo con los jugos de la salsa. A mitad de la cocción añadimos las chalotas, y como dije antes, cuando falte una hora lo destapamos. Si vemos en algún momento que nos falta agua en la fuente, tendremos que añadir un vaso o lo que consideremos necesario.

Lo más difícil fue saber cuándo estaba hecho, lo que hice fue pinchar y ver que había calor suficiente en el interior del pavo, y vigilando en todo momento que no se chamuscara por fuera.

Tengo que decir que todo el mundo miró al pavo de lado en un principio, pero fue probarlo y raro fue quien no repitió. El resultado fue una carne jugosa, con sabor y deliciosa. El relleno tampoco se quedó atrás, pero las auténticas estrellas fueron las chalotas. No sé si repetiré porque es un reto complicado. Lo cierto es que después de haber aprobado con nota mi primer pavo relleno, ya no hay reto que vea imposible. Feliz año.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/d5e/46632657/files/2015/01/img_7023.jpg

Mousse de limón

Esta receta se puede hacer con o sin Thermomix, basta con que al final mezclemos con la batidora lo que yo hago con la Thermomix. Después de un par de intentos, esta fue la receta que mejor me salió.

Es tan fácil que cualquiera puede hacerla. Lo único que hay que hacer es batir todos los ingredientes unos 30 segundos con la Thermomix, con la mariposa ensamblada y a velocidad 6.

INGREDIENTES:

  • 2 latas de leche condensada pequeñas
  • medio litro de nata para montar
  • 8 yogures naturales no azucarados
  • un vaso de nocilla de zumo de limón natural

Lamentablemente no tengo foto. Esta receta da para unos 10 comensales y el mousse queda suave, pero no líquido gracias a la nata.

Y bueno, a falta de foto les dejo con Susan Boyle cantando al año que se va.

Mousse de chocolate con Thermomix

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/d5e/46632657/files/2014/12/img_6959.jpgLa semana pasada hice este postre para Nochebuena y dado el éxito obtenido, he decidido repetir para mañana, Nochevieja. Ahí va la receta.

INGREDIENTES PARA 12 PERSONAS:

  • 12 huevos (claras y yemas separadas)
  • 150g de azúcar
  • 400cc de leche
  • 300g de mantequilla sin sal
  • 600 g de chocolate Hacendado para postres
  • una pizca de sal fina
  • un chorrito de zumo de limón

PREPARACIÓN

Mezclamos las yemas, el azúcar, la mantequilla a temperatura ambiente y la leche a 80 grados durante 5 minutos a velocidad 5. Agregamos el chocoloate troceado y mezclamos a velocidad 6 durante 30 segundos. Vertemos en un bol y dejamos reposar.

Lavamos bien la thermomix para montar las claras (si no, no subirán). Montamos la mariposa y mezclamos las claras con un pizca de sal y un chorrito de zumo de limón durante 5 minutos a velocidad 3.

Añadimos las claras montadas al mousse y removemos suavemente hasta que las dos mezclas están perfectamente fundidas. Dejamos reposar por lo menos de un día para otro.

OBSERVACIONES: La semana pasado usé el chocolate de Nestlé y quedó más suave que este, se ve que el porcentaje de cacao es menor. Pero a mí me gusta más cómo queda con el de Hacendado. Mañana los comensales ya me darán su opinión.

¡Feliz 2015!