Archivo de la etiqueta: lasaña

Lasaña a la boloñesa con Thermomix

lasaña boloñesa

Esta receta es una adaptación de la receta Lasaña II de mi blog de cabecera, el Recetario Canecositas. Esta receta se divide en tres partes, la bechamel, la boloñesa y el montaje de la lasaña. A mí me gusta empezar por la bechamel para ahorrarme el lavado de la máquina entre una cosa y otra.

 

La Bechamel

*Antes de hacer nada, rallamos el queso que usaremos al final para espolvorear por encima de la bechamel, ya que tiene que hacerse con el vaso limpio.

Ingredientes

  • 60g de aceite de oliva
  • 90g de harina
  • 900cc de leche
  • sal y nuez moscada al gusto

Preparación

Programamos 8 minutos, 90º, velocidad 4. Reservamos aparte para preparar la boloñesa.

La Boloñesa

Ingredientes

  • 1kg de carne de ternera picada
  • 400g de tomate frito (yo uso el de Solís)
  • media bandeja de champiñones
  • medio pimiento rojo
  • 1 cebolla grandita
  • 1 zanahoria grandita
  • 50g de aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 cucharadas de orégano

Preparación

Trituramos la verdura al 4-5 unos segundos, hasta que la veamos troceadita. Bajamos los restos de las paredes del vaso y añadimos el aceite, la sal y programamos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.

Mientras se hace la verdura, salpimentamos la carne e intentamos ir separándola para la posterior cocción.

Al terminar vertemos el tomate, añadimos el orégano, y mezclamos 10 segundos a vel. 9 y bajamos lo que queda en las paredes del vaso.

Y hasta aquí llega el uso de la thermomix. Aunque la receta original sigue le proceso en la máquina, yo, que tengo la Thermomix 21, veo que se me queda pequeña y que la máquina no hace bien su trabajo, así que lo que hago es separar la carne en un caldero grandito, y ya vierto despacito el contenido de la thermomix. Y claro, ahora es mi mano la que remueve la boloñesa a fuego lento para que no se pegue durante 10-15 minutos, hasta que veo la carne hecha.

La Lasaña20130224-101813.jpg

Ingredientes

  • Una o dos cajas de placas de lasaña precocinadas, yo uso las de la foto, que son las Barilla Lasagne all’Uovo, las consigo en Hipercor, no sé si se venden en otros sitios y me gustan porque no hay que cocinarlas ni ponerlas en remojo. Depende de la bandeja que usemos, se necesitarán una o dos cajas.
  • Queso rallado

Preparación

La verdad que lavar la bandeja después de una buena lasaña, es una tarea que no me gusta afrontar, es lo que yo llamo “un trozo”, así que desde que uso las bandejas desechables de horno de Albal soy una mujer más feliz. Compro un tamaño medianito, se llama “molde ensaladera aluminio” y el envase contiene dos unidades, lo justo para esta receta, y la medida es de 31x21cm. Además, nos ahorramos engrasar el molde.

La lasaña antes de hornear.

Al lío, para montar la lasaña cubrimos el fondo del molde con un poco de bechamel y ponemos la primera capa de placas de lasaña. A continuación vertemos la boloñesa y volvemos a cubrir con placas, boloñesa de nuevo, y una última capa de placas. Por último, cubrimos con la bechamel y el queso rallado. Es importante que la bechamel cubra bien las placas de la capa superior, si no éstas no se cocinarán como es debido y quedarán duras y secas.

Yo suelo poner unas capas finas de boloñesa, y así saco dos bandejas con las que comen 8-10 personas, o mi marido y mi hijo unos cuantos días. La primera vez la hice en un molde más grande y con capas de boloñesa mucho más gruesas, pero al final me quedó tan grande que se me rebosó en el horno y fue una verdadera tragedia.

Metemos la lasaña en el horno precalentado a 200º, 20 minutos, y cuando falten 3 minutos más o menos le subimos la temperatura para que se gratine el queso. Al apagar el horno podemos dejar la lasaña un poco más hasta que termine el gratinado y así ahorramos un poco de energía. Lo ideal es meterla en el horno justo antes de comer para que esté calentita. Podemos incluso dejarla preparada del día anterior o desde por la mañana y hornearla en el momento justo.

Si no queremos hacer dos lasañas, podemos aprovechar la boloñesa para unos espaguetis, o simplemente congelarla para otra receta, y en ese caso tendremos que hacer la mitad de la becvamel.

También se puede congelar antes de hornear y así tenemos para dos veces.

Lo que más me gusta de esta receta es que la boloñesa no queda aguada, y lo que más me gusta de la lasaña es que es una forma deliciosa de ocultar un montón de verdura. Y bueno, es que queda buenísima.

Anuncios