Archivo de la etiqueta: entrante

Judías a la vinagreta

20130804-125844.jpg

Esta es una versión de la tradicional receta que todos conocemos, pero en este caso he omitido la cebolla deliberadamente porque la cebolla cruda no es santo de mi devoción. Es muy rápida de hacer y muy fresquita para el verano. Solo con verla apetece comerla.

INGREDIENTES

  • 2 huevos duros
  • 1 bote pequeño de judías blancas
  • 2 tomates granditos
  • medio pimiento rojo
  • 1 puñao de aceitunas negras en rodajas.
  • vinagre de jerez
  • aceite de oliva virgen

ELABORACIÓN

Troceamos todo pequeñito, lo mezclamos y rociamos con aceite y vinagre al gusto. Lo metemos un ratito antes en la nevera para que coja sabor y listo. Más fácil no se puede.

Anuncios

Gazpacho

20130720-133751.jpgEsta es mi primera experiencia con este plato, en mi casa nunca se ha “llevado”, pero bueno, teníamos pepino en la nevera, invitados, y algo había que hacer. La receta la he sacado tal cual del recetario Thermomix, pero he preparado solo la mitad por miedo a que no nos guste y porque sólo somos 3 adultos.

Al final le he añadido medio vasito de agua fría, pues me pareció que la textura estaba muy espesa, no lo hemos colado y las pepitas del tomate no se notan.

¡Buen provecho!

Ensalada de garbanzos

20130630-125101.jpg

Menudo invento. Hace tiempo que leí esta receta de El Comidista y decidí hacerla, compré los ingredientes y nunca la hice. Y bueno, hoy que me había decidido no tenía ni aceitunas negras ni anchoas, así que la tuneé y la hice a mi manera. Fácil, sencilla, sana y fresquita.

INGREDIENTES:

  • 2 huevos duros
  • 3 tomates para ensalada
  • 75g aceitunas verdes deshuesadas
  • 1 lata mediana de atún en aceite de oliva virgen
  • 200g de garbanzos guisados
  • un chorrito de aceite de oliva virgen
  • una hoja de laurel
  • sal

ELABORACIÓN

Guisamos los garbanzos en agua, sal y una hojita de laurel, recordemos que previamente debemos haberlos dejado en remojo toda la noche. Troceamos los huevos, cortamos el tomate en cuadritos, vertemos todos los ingredientes en un bol y mezclamos. A mí me gusta dejarlos un ratito en la nevera para que los sabores se mezclen y para que esté todo más fresquito aún. El resultado es espectacular, no solo por el sabor, sino por el colorido. Un poquito de perejil le habría venido bien, pero no tenía. 😦

Buena forma de empezar el verano, ¿no creen?